El espectáculo más ovacionado por el público argentino

El próximo 24, 25 y 26 de mayo, en el Auditorio Nacional Adela Reta (SODRE) de Montevideo, la reconocida bailarina y vedette trae este espectáculo musical de su autoría, en el que también baila y se luce como directora. Para conocer sobre esta obra, de su conexión con el tango, de sus distintas facetas y acerca de su vínculo con su hija adolescente, GIRO 360º conversó con la artista.

Por Silvana Brustia Caperchione

Argumento: La artista desafía al tango clásico y transmite, mediante la danza, relatos y melodías, una gran variedad de historias de amor no convencionales desarrolladas en un cabaret de los años 30. Un espectáculo integral, donde el baile, la actuación y las melodías se fusionan para dar como resultado una performance única en que los espectadores experimentarán un nuevo modo de sentir el tango, de la mano de un extenso repertorio, repleto de grandes compositores del género. La sensualidad del arrabal y deslumbrantes coreografías hacen a “Madame Tango” una propuesta de alto nivel artístico.

¿Cómo surgió la idea de hacer este espectáculo?

“Madame Tango” surge como todos los otros espectáculos de tango que vengo realizando tales como: “Tango Secreto”, “Tango en Rose” y “Dianthus”, -que es el que está hoy en día en el teatro Astral de Bs. As.-, y que tienen que ver con aspectos que me fueron enamorando de esta danza. Es una historia de amor entre el tango y yo.

Hace más de 10 años que incursioné en este género musical y cada vez me fue impactando más. Más allá de que soy bailarina, fue fuerte el desafío porque había una variedad de elementos nuevos que el tango me ofrecía para poder bailarlo. Entre estos, que se baila de a dos y hasta ese momento siempre lo había hecho sola, como para un afuera.

Además hay que manejar mucho la templanza, el carácter interno para congeniar con un otro y el poder “escucharlo” para bailar sin tener que abrir la boca, porque ese otro te va guiando, te va llevando.

Así que empecé a darme cuenta de los aspectos que tenía que cambiar para poder bailarlo, para mejorar y para que eso se viera reflejado. Sobre todo en mi caso que soy una mujer que siempre hizo todo sola, que empezó todo desde un lugar muy propio, el entender que necesitaba de un otro para poder hacerlo fue un paso muy importante, que también hizo que congeniara un vínculo distinto conmigo misma primero y después con los demás. Lo que me sirvió también para llevarlo a mi vida personal, encontrando que mis vínculos se llevaban de la misma forma y que se podían mejorar, cuando uno tiene la disposición a eso.

En “Madame Tango” ¿reivindicas el rol de la mujer?

-Este espectáculo justamente tiene que ver con el rol de la mujer en el tango, el cual fue muy importante dentro del género musical, porque en el momento en que ellas decidieron bailar esta danza eran discriminadas socialmente, eran mal vistas, si bien lo que buscaban era una independencia económica en una de las pocas profesiones que podían tener para trabajar. Esa mujer fue una adelantada en el momento, entonces la reivindico desde el lugar que fue muy audaz, guapa y arrabalera, que se animaba a mirar al hombre de igual a igual, de frente y bailar.

También dirigís la obra. ¿Cómo te sentís también en ese rol?

-Cada vez me siento más cómoda y afianzada en ese lugar. Dirigí todos mis espectáculos excepto “Tango en Rose” que la dirección fue de Nacho Cano.

Lo que pasa es que como son escritos por mí, tengo en mi cabeza cada detalle que quiero que pase. Me los imagino en ese lugar en que los escribo, y si bien tengo un gran equipo y no hay duda que son los que ayudan, en los toques finales estoy yo ahí constantemente. Soy intensa en lo laboral y nunca me alcanza, siempre se puede estar mejor.

Además el dirigir a grandes artistas que me han tocado es un placer, y me permite usar una herramienta que estudié que es el coaching ontológico con el que se logra sacar lo mejor de cada artista en el escenario.

Es desde un lugar bastante conversado, no es una cuestión de imponer, sino que desde lo que siento, que me parece que sumaría ver cuál es la comodidad y la templanza del otro para poder apropiárselo y que lo sienta natural, que así es que como se tiene que ver, más allá que está dentro de un personaje.

¿Volviste a vivir a Argentina?

-Sí, volví con mi hija y con mi perro. Estoy aquí trabajando, pero fue muy lindo estar en la pandemia en Uruguay compartiendo con mi familia, con mi madre, mi hermana, mi sobrina. Ellos están ahora aquí, viajaron esta semana de turismo, y yo voy en mayo para el espectáculo.

¿Cuál ha sido el desafío de traer este espectáculo a Uruguay?

-El desafío de llevar esta puesta y generar un dialogo en escena ha sido muy grande, al igual que en “Dianthus” (que en un futuro también lo presentaré). Además, para Uruguay, en “Madame Tango” agrandamos el elenco, fusionando artistas argentinos y uruguayos, entre estos el Cuarteto Hagopian, Natalia Bolani, Esteban Riera, etc., quienes, mediante el canto, el baile y la actuación expresan la esencia y la fuerza del tango con entrega y emoción plena.

Esta fusión implica que sin estar presencialmente, que todos podamos trabajar a dos orillas en la nueva modalidad que ha sido la virtualidad. Ya estamos ensayando, arrancamos desde los dos lados. Va muy bien. Ahora, -en Semana de Turismo- vinieron algunos a Bs. As., y estamos ajustando aspectos, luego iré a fines de abril para ajustar otros, independientemente de que cada uno sabe el trabajo que tiene que hacer y sumar en su totalidad para que esto quede como ha sido el sueño.

La cultura fue uno de los sectores más tocados por la pandemia ¿cómo la viviste?

-Fue difícil sobre todo en el medio, cuando me llamaba Martin Inthamoussú, director del Sodre, -a quien agradezco profundamente la oportunidad de llevar “Madame Tango” a Uruguay-, con quien nos reunimos en el Sodre a cinco meses de haber arrancado la pandemia. Allí las expectativas eran muy lejanas, estábamos solo tres personas: Diego su asesor, él y yo y ver eso completamente desolado fue muy fuerte. De todas formas, le pusimos mucha fe, esperanza y alegría de que eso que algún día iba a suceder, pero no teníamos idea cuando.

A esto se le suma que me llegó la noticia de que hoy, el aforo es 100 % lo cual fue una alegría mayor, ya que contamos con 1000 entradas más. De ahí que es súper importante el apoyo y que la gente nos acompañe, porque este trabajo es para el espectador, es para ellos, para quienes nosotros los artistas creamos nuestras obras por eso queremos que la disfruten.

¿Cómo es ser madre de una adolescente?

-Es hermoso. En esta etapa la disfruto más, ya no requiere de tantos cuidados intensivos. Si bien soy mamá 24/7 porque su padre vive en Uruguay y ella solo viaja para allí cuando tiene sus fines de semanas largos.

Hoy con Natasha tenemos una relación divina, nos conocemos muy bien, sabemos cuando una necesita ayuda o reírse, estamos muy conectadas. Siempre estamos en esa interacción: de que si nos necesitamos estamos la una con la otra.

Además no solo que me apoya en mi trabajo, sino que me acompaña a cada función y es mi asistente más eficiente. Desde chiquita que me acompaña porque la llevaba. Pero ahora, que siendo adolescente, me quiera seguir acompañando para mi es doble el placer.

¿Es tu cable a tierra?

-Es más allá. Es mi conexión directa con el amor puro. Creo que no hay nada más lindo que dar sin importar esperar nada a cambio. Ella me enseño eso.

¿Cómo ves los nuevos movimientos musicales en el Río de la Plata?

-Ha implicado un gran cambio para nuestra mentalidad. Hoy siento, que es como cuando yo tenía su edad y en casa se escuchaba mucho tango y yo escuchaba Jazzy Mel o Locco Mía.

Hoy entiendo y escucho esa música en mi casa y en el auto junto a mi hija y la disfruto, aunque yo trabajo con música totalmente distinta. Incluso la acompañé al Festival de música Lollapalooza con la presencia de una variedad de artistas de este nuevo movimiento y la verdad es que quedé deslumbrada. Es increíble lo que genera la movida. Creo que tiene que ver con que la cultura estaba relacionada a una forma de hablar que no coincide con esto que hoy escuchamos. Pero eso es también cultura. Es coherente con el momento, con la realidad que hoy vivimos. Apruebo desde ese lugar, que siempre el artista viene a compartir con el público nueva información y desde ese lugar más allá que la comparta, que la pueda hacer o no, la escucho y la vivo.

¿Te sentís realizada?

-Hoy estoy produciendo en las dos orillas, es algo que venía soñando hace muchos años. Y con estas fechas en Uruguay y poder llevarlas a ese espacio para mí es un gran desafío personal. Es el principio de muchas cosas lindas que pienso hacer en adelante. Es lo que tiene la vida, estas sorpresas, que pensás que nunca van a suceder y ocurren. Y son bienvenidas, porque estamos preparados y es el momento. Ni antes ni después.

Localidades

https://tickantel.com.uy/inicio/espectaculo/40011171?0

Más información

www.madametango.com / https://www.facebook.com/MadameTango

Prensa y RRPP

Horacio Maglione Garderes

Por Anita García

Productora de medios de comunicación. Periodista. Actriz y directora escénica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *